Los lavadores por vía química se basan en la absorción física o la reacción química de los contaminantes gaseosos presentes en el flujo de aire, con las fases líquidas y gaseosas a contracorriente (en lavadores de montaje vertical), y equicorriente (en lavadores de montaje horizontal).

El contacto entre las 2 fases se realiza mediante rellenos de gran superfície específica (de tipo ordenado o anillos, dependiendo de la aplicación), que permiten operar con elevadas cargas de aire y líquido, y una baja pérdida de carga.

Se utilizan reactivos selectivos en 3 etapas: ácida, básica y oxidante.

Tratamos compuestos generadores
de olores derivados de:

  • Azufre (H2S, mercaptanos, sulfuros, etc.).
  • Nitrógeno (NH3, aminas, etc.).
  • Ácidos (ácidos grasos, volátiles, acético, butírico, etc.).
  • Adehídos, cetonas y esteres.
Este sitio utiliza cookies para mejorar su experiencia de navegación. Si usted continúa navegando, consideramos que acepta el uso de las mismas. OK | Más información