Los lavadores por vía química se basan en la absorción física o la reacción química de los contaminantes gaseosos presentes en el flujo de aire, con las fases líquidas y gaseosas a contracorriente (en lavadores de montaje vertical), y equicorriente (en lavadores de montaje horizontal).

El contacto entre las 2 fases se realiza mediante rellenos de gran superfície específica (de tipo ordenado o anillos, dependiendo de la aplicación), que permiten operar con elevadas cargas de aire y líquido, y una baja pérdida de carga.

Se utilizan reactivos selectivos en 3 etapas: ácida, básica y oxidante.

Tratamos compuestos generadores
de olores derivados de:

  • Azufre (H2S, mercaptanos, sulfuros, etc.).
  • Nitrógeno (NH3, aminas, etc.).
  • Ácidos (ácidos grasos, volátiles, acético, butírico, etc.).
  • Adehídos, cetonas y esteres.
Este sitio utiliza cookies para que el mismo funcione correctamente y para poder ofrecerle una buena experiencia online. También se utilizan para analizar cómo se utiliza el sitio web. Para más información, puede consultar nuestra Política de Cookies. Haga clic en "Aceptar" para seguir disfrutando de nuestro sitio web con todas las cookies instaladas, o bien haga clic en "Configurar" para gestionar sus preferencias. Más información.
 
Aceptar todas Configurar